Recubrimientos hidrofóbicos/hidrofílicos

Con la aplicación de determinadas soluciones basadas en nanopartículas se puede conseguir imitar las superficies hidrofóbicas o hidrofílicas que encontramos en la naturaleza: las estructuras de las alas de mariposa, la hoja del lotro así como las patas de algunos insectos. Todos estos ejemplos se tratan de superficies no humectantes en las que las gota de agua no mojan su superficie y corren por ella rápidamente, mientras que las partículas de polvo no se depositan sobre su superficie.

Esta propiedad de auto-limpieza de las superficies hidrófobas (con ángulo de contacto mayores a 100 º) podría aplicarse a la vida diaria ofreciendo una protección a productos y superficies.

El fenómeno se explica por el hecho de que la gota de agua no puede penetrar en las micro/ nano estructuras y humedecer la superficie y por eso tenemos ángulos de contacto muy altos o muy bajos.

 

Materiales con propiedades fotocatalíticas

Mediante una secuencia de reacciones químicas iniciadas por la luz solar, existen aditivos como el TiO2 o el FeO que son capaces de degradar a las moléculas de NOx y NO. La adecuada formulación de las materias primas constituyentes permite obtener nuevos morteros de cemento y pinturas de gran eficiencia para la descontaminación de atmósferas urbanas, así como la creación de superficies autolimpiables.  

Materiales con cambio de fase (PCM) para regulación de la temperatura en aplicaciones de textil y pinturas

El PCM es un acumulador térmico de cambio de fase que se incorpora como aditivo encapsulado a los materiales en aplicaciones diversas como por ejemplo construcción y materiales textiles.  El producto permite controlar la temperatura del interior proporcionando un equilibrio térmico.

 

Si la temperatura se eleva por encima de la temperatura de cambio de fase, que se especifica durante su fabricación, la cera se funde dentro de las microcápsulas y absorbe el exceso de calor. Si la temperatura baja, la cera se solidifica y las cápsulas liberan su calor. Laurentia ofrece soluciones de PCM encapsulados con sílice tanto para pinturas/recubrimientos como para textiles.

Recubrimientos con propiedades biocida

Hay dos productos fundamentalmente que se pueden implementar en materiales de construcción y mobiliario para obtener  propiedades biocidas: las nanopartículas de plata y las nanopartículas de dióxido de Titanio, TiO2 en su fase cristalina de anatasa.

Las superficies que contienen nanopartículas de TiO2 presenta otras propiedades adicionales como la autolimpieza de manchas orgánicas (ej. Grafittis), la descontaminación de gases NOX liberados por coches e industrias y son superficies altamente hidrofílicas lo que facilita la limpieza con agua de las superficies.

Laurentia ofrece soluciones para:

  • Revestimientos y pavimentos para hospitales, cocinas, guarderías…
  • Mobiliario para interiores y exteriores de alta durabilidad

Nanoaditivos para mejora de propiedades

La aplicación de nanoaditivos en ligantes orgánicos permite la obtención de materiales híbridos  que presentan excelentes propiedades finales.

La adición de nanopartículas de ZnO proporciona propiedades anticorrosivas, acción antibacteriana y protección frente a la radición ultravioleta.
La adición de nanoalúmina (Al2O3) y nanosílice (SiO2) mejora el comportamiento frente al rayado.
El nanotitanio proporciona propiedades fotocatalíticas.
La adición de nanofibras y nanotubos de naturaleza mineral ayuda a incrementar las propiedades mecánicas, resistencia al fuego y propiedades aislantes.

Laurentia ofrece soluciones para:

  • Formulación y mejora de polimeros  ‘a la carta’ en función de las propiedades finales deseadas.